martes, 15 de abril de 2014

La Aventura de Ponerse a Dieta 2da parte


Como os contaba anteriormente…dispuesta a retomar el correr, que es lo que hoy le dicen en English, Running – Osea corriendo- es que suena mejor en English, jejejejejeje…bueno sigo…me costó arrancar…me cansaba en un minuto…así  que empecé un entrenamiento progresivo…descansar correr 1 minuto caminar rápido un minuto…Así poco a poco…Hasta que en mi tercera semana ya aguantaba 5 minutos…Costo, pero estaba contenta y pletórica…pero un sábado…fatídico día para mi…estaba corriendo, yo feliz pensando el mundo es mío, es lo que tiene correr y conquistar poco a poco la resistencia…te vuelves pletórico, feliz…una sensación única. Bueno, no os mareo…algo me paso en una de las piernas que no me dejo correr…Un dolor muy fuerte me ataco de la cintura para abajo en las dos piernas…Casi no podía caminar, ni llegar a casa, pero llegue…soy luchadora y no me dejo vencer por el dolor. Me preocupe, no soy mucho de médicos, pero como tengo antecedente en mi familia de Hernia Discal y se lo que se puede padecer, me asuste. Decidí portarme bien e ir el lunes al médico.  Me mandaron reposo y radiografías. Vaya, con lo bien que estaba en mi resistencia y tener que hacer reposo, ni modo. Caso al médico. Me hice las radiografías, las lleve al médico y mala noticia. Fue una jarra de agua fría, el médico me dijo, no puedes volver a correr sino quieres sufrir de ciática. Ni siquiera puedo hacer spinning, ni levantar peso…Que horror….en serio, fue tan triste para mí. Me hizo pensar en tanta gente que a veces le chafan sus ilusiones. Os prometo que llore cuando el médico me dijo que no podía volver a correr. Que si acaaaaasoooo una vez a la semana, pero que no era conveniente.
 De eso hace 4 meses, ya lo tengo superado. Pero no puedo evitar ver con nostalgia a los corredores. Ahora he de hacer otro tipo de entrenamiento, pero creo que visitaré otro médico para que me dé una segunda opinión. NO me resigno a que alguien me diga que no puedo ir detrás de un sueño.  Ahora bien. Sí podéis meter en vuestra rutina diaria, correr un poco cada día, hacerlo…Os lleváis musiquita y vais incrementando poco a poco el ritmo. Ya veréis que os ayudará muy rápido en vuestro objetivo de bajar de peso y ganar salud. Y alegría…porque os da una sensación de que podéis lograr las cosas, solo tenéis que derribar la barrera mental de la pereza y del yo no puedo. Nuestro enemigo más fuerte es nuestro pensamiento.  Podemos ser perezosos y por ende buscar hacer lo más fácil y lo más fácil es no hacer nada. Te reto a que luches contra la flojera mental y muevas esos pies y empieces a entrenar cuerpo y espíritu.

En el próximo capítulo (martes) te cuento que entrenamiento y dieta tuve que empezar hacer (click para leer la primera parte).

Hasta la próxima!!!!!!

Claudia Pardo